Las tecnologías de neurorrehabilitación de la UNSJ estarán en el ex Hospital Español

[Transferencia] La Cámara de Diputados de la Provincia creó la Fundación de Investigaciones Médicas, que funcionará en el CEMEC. Allí el Gabinete de Tecnología Médica de la Facultad de Ingeniería realizará en 2020 su aporte desde la bioingeniería.

 

Por Fabián Rojas

A través de su Carrera de Bioingeniería, la Universidad Nacional de San Juan será parte, en 2020, de la recientemente creada Fundación de Investigaciones Médicas (FUDIM), que funcionará en el Centro Español para el Manejo de Enfermedades Crónicas (CEMEC), ex Hospital Español. Así lo confirmó a octubre/73 el neurocirujano Gustavo Ortiz, director de ese centro de salud. De esa manera, investigadores e investigadoras del Gabinete de Tecnología Médica (GATEME) de la Facultad de Ingeniería (FI) de la UNSJ aportarán sus conocimientos y experiencias en rehabilitación post enfermedades neurológicas.
La FUDIM fue creada por la Cámara de Diputados de la Provincia el pasado jueves 10 de octubre y fue noticia auspiciosa para la salud pública sanjuanina ya que esta provincia “encabezará en el país el diagnóstico, tratamiento, rehabilitación, recuperación y prevención de enfermedades complejas”, según Sí San Juan, órgano informativo del Gobierno provincial. Incluso, Gustavo Ortiz dijo que centros de ese nivel existen solamente en California y en San Pablo, Brasil, y agregó que de lo que se habla es “de un plan de atención del ataque cerebral integral porque contempla todas las fases de la enfermedad desde lo preventivo hasta la rehabilitación”. En ese ámbito hará sus aportes el GATEME. La doctora bioingeniera Natalia López, de este Gabinete de la FI, expresa ante esto que la idea “es que lo que hacemos se transfiera a los pacientes y se valide”. Y al ser el CEMEC una entidad de gestión pública – privada, Natalia López también rescata otro hecho: “Nosotros hemos propuesto aportar con tecnología a la salud pública a través del Hospital Dr. Guillermo Rawson. Ahora, con la FUDIM, nuestro universo de estudio y de trabajo se extiende a los pacientes de la salud privada”.

Parte del equipo de investigadores del GATEME.

Neurorrehabilitación
Los aportes a la FUDIM saldrán del Laboratorio de Neurorrehabilitación del GATEME, que dirige Natalia López. Por ejemplo, allí el bioingeniero Emanuel Tello lleva adelante el proyecto “Determinación de movimiento angular” (DEMOVA), que analiza movimientos de miembros superiores y tronco de pacientes que sufrieron un Accidente Cerebro Vascular. El análisis tiene lugar cuando la persona se encuentra en sesión kinesiológica. Para ello el investigador se vale de un sensor equipado con cámaras RGB e infrarrojas, capaz de identificar puntos articulares, ya que el proyecto busca caracterizar los movimientos del/la paciente en etapa de rehabilitación para saber cómo es su evolución. Esos datos luego son transferidos al profesional (kinesiólogo o médico) para que pueda seguir con más precisión el proceso de recuperación. “Utilizo una cámara dual, que es por un lado RGB y por otro es infrarroja, para recoger como información puntos articulares. Con las señales realizo cálculos de cada articulación y caracterizo las trayectorias de hombro, muñeca y codo mediante algoritmos matemáticos. Esa información luego le llega al profesional”, explica Tello.
Esto es parte de un sistema conformado por tecnologías del Laboratorio de Neurorrehabilitación. En ese sistema, además de DEMOVA, se encuentran los Juegos de Realidad Virtual (para problemas motrices), Juegos Cognitivos, Tecnologías de Evaluación y el Proyecto Lopta (“pelota”, en croata), del estudiante avanzado Federico Mercado. “Acá trabajan becarios del CONICET, estudiantes con tesis de grado y estudiantes de grado vocacionales de Bioingeniería, de Diseño Industrial e Ingeniería Electrónica. Es un grupo interdisciplinario y todos los proyectos están articulados entre sí”, señala Natalia López. Alejandro Rodrigo, kinesiólogo que realiza un Doctorado en Ingeniería Biomédica, dice que entre los profesionales del GATEME arman un protocolo experimental para ocuparse de los pacientes. “Utilizamos el DEMOVA e interpretamos sus informaciones en la clínica y lo mismo ocurre con los Juegos de Realidad Virtual y las otras tecnologías. Todo, con pacientes post ACV”, apunta.
Está programado transferir estos estudios al Hospital Rawson bajo el proyecto “Evaluación clínica y diseño de estrategias tecnológicas de Neurorehabilitación para pacientes postACV”, que también se ejecutan en el mismo GATEME. Los aportes son parte, en definitiva, de una serie de tecnologías que suman elementos con mucha matemática de fondo a la rehabilitación para que el médico o kinesiólogo obtenga mayores certezas sobre la evolución del paciente.

Circuito
En un curso de posgrado dictado en el GATEME los investigadores pudieron tender un puente hacia personas con post ACV. “Era de neurorrehabilitación para profesionales de la salud y ahí les pedimos que nos pasen pacientes”, indica Natalia López. “Los investigadores propusieron un circuito a pacientes. Comenzaron con una evaluación con el DEMOVA; siguieron con un juego cognitivo con realidad virtual; luego con otro juego de realidad virtual para la motricidad y, finalmente, con terapia convencional”, señala.
Ese circuito será, a modo de proyecto de extensión, el que realizarán investigadores/as del GATEME en el CEMEC, en el ex Hospital Español, como una transferencia de la UNSJ.

Equipo: 
-Dra. Natalia López – Directora del Laboratorio de Neurorrehabilitación (GATEME) e Investigadora Adjunta del CONICET
-Dra. Elisa Pérez – Investigadora Asistente del CONICET
-Bioing. Emanuel Tello – Becario Doctoral del CONICET
-Lic. Alejandro Rodrigo – Becario Doctoral del CONICET
-Bioing. Fernando Muñoz – Becario Doctoral del CONICET

 


Perteneciente a octubre/73: edición Nº43, año VII. Noviembre de 2019

Un comentario sobre “Las tecnologías de neurorrehabilitación de la UNSJ estarán en el ex Hospital Español

Comentarios cerrados.