Category Archive Miradas

Poroctubre/73

Crecimiento y desafíos

El Rector y la Vicerrectora repasaron avances de la UNSJ. Entre otros logros, destacaron la Oficina por la igualdad de género, Carrera Docente, Escuela Universitaria de Ciencias de la Salud y la unión de la comunidad universitaria ante un presupuesto en baja.

 

Por Susana Roldán

Un valor remarcado por el rector de la UNSJ, Oscar Nasisi, a un año transcurrido desde que asumió por segunda vez consecutiva al frente de esta Universidad pública, es la unión. “Yo sentí al comenzar esta segunda gestión que lo acontecido con el Presupuesto unió a la comunidad universitaria. Entonces nació un documento sobre lo que los universitarios sentimos que es el piso que debe tener la educación superior para seguir creciendo. De allí también salió el Consejo Asesor Universitario, formado por rectores y ex rectores de la UNSJ para seguir contribuyendo al crecimiento de la Universidad”. Luego continuó con el balance del último tiempo y destacó la creación de la Carrera Docente. “Nos costó más de siete años lograrla. Aún estamos en proceso de elaboración junto a los gremios, pero básicamente la carrera está”, aseguró, para después subrayar los procesos de titularización y “el crecimiento de nuestras relaciones internacionales, con la presencia de la UNSJ en diferentes foros”.
El Rector también rescató “valores como los de economía social y solidaria, cuyo Primer Congreso Nacional fue realizado en la UNSJ y denota una fuerte presencia de esta Universidad en el contexto social de la provincia”. Resaltó además el trabajo con los gremios: “Tener relación y paritarias abiertas con los gremios docentes y no docentes es un punto de fortaleza”, dijo, para luego destacar tanto las obras de la UNSJ como el área de investigación, sobre la que remarcó que la Universidad trabaja mucho en la promoción de conocimientos. Además, mencionó el crecimiento de la Secretaría de Comunicación, con sus medios existentes, “pero también con la inminencia de la señal de TV, que la tendremos entre nosotros muy pronto”. Otro ítem valorado fue el Congreso de Ecología Política realizado en la UNSJ.

Oficina por la Igualdad de género
En tanto, la vicerrectora Mónica Coca puso de relieve la creación de la Oficina por la Igualdad de Género, Contra las Violencias y la Discriminación: “Es un posicionamiento que asumimos desde Rectorado y desde cada una de las Facultades y los tres Institutos Preuniversitarios. Este año la Oficina entró en funcionamiento. Fue creada el año pasado y fue destacada en foros internacionales y locales, inclusive el Senado de la Nación la reconoció por uno de sus aspectos: el Protocolo de Acción. Muchas universidades han elaborado el formato de una oficina así, pero pocas tienen protocolo de acción”. Coca también se refirió a los avances y revalorización respecto del Consejo Asesor de Enseñanza Secundaria (CAES): “El CAES sirve de asesor frente a situaciones como las que lamentablemente estamos aún viviendo, sin definiciones paritarias concretas a nivel nacional”.
Contra la precarización laboral
“Cuando asumimos en 2012, ya había contratados en la UNSJ desde hacía cinco o seis años. Con el buen diálogo que hoy existe con el gremio no docente finalmente se acordó el pase a planta transitoria, por el momento, de 108 contratados”, señaló Nasisi. El Rector comentó que también fueron incluidas las personas con discapacidad “que quedaron en la Universidad luego de los programas que tuvimos con Gobierno hasta 2015. Hacer este pasaje a planta era una deuda que teníamos como Universidad”.

Un hito
La creación en 2016 de la Escuela Universitaria de Ciencias de la Salud sin duda se alza como un hito en la vida de esta Universidad. “Es el nacimiento de una facultad a futuro, por ello esto es un hecho fundacional. Si bien hoy sólo tiene la Licenciatura en Enfermería, representa un área en la cual la Universidad no había explorado. Y marca además una tendencia de expansión territorial en la UNSJ, porque está funcionando en Albardón”, refirió Nasisi.

Expansión territorial
El Rector sostuvo que hubo avances en este sentido, ya que en Jáchal comenzó la construcción de la sede de la UNSJ y se nombró el coordinador de la Delegación Valles Sanjuaninos (carreras de la UNSJ en los departamentos alejados). “Todas las Facultades hoy tratan de llevar carreras a esa Delegación. La Delegación tiene su sede en Jáchal pero su cobertura abarca desde Valle Fértil hasta Calingasta. También hay extensiones áulicas en otros departamentos provinciales, como en Zonda, Valle Fértil, Calingasta, Iglesia. La expansión territorial ya es una realidad a sostener, y creo mucho en esto porque es la manera de llevar la educación superior a toda la provincia”, sustentó.

Centenario de la Reforma del ’18
Las celebraciones por el centenario de la Reforma Universitaria de 1918 en Córdoba tendrán el próximo año su grueso en esa ciudad mediterránea, pero el rector Nasisi cree que “cada una de las universidades tiene la responsabilidad de honrar la memoria de la Reforma con actividades propias”. “Por ese motivo –expresó-, la UNSJ ha formalizado un programa alusivo con muchísimas actividades: encuentros, jornadas, simposios, muestras. Hay temas específicos de la Reforma que serán tratados por intelectuales de nuestra Universidad a fin de analizarla, traerla a nuestro tiempo para aportar al futuro. Ese es el desafío”.

En Agua Negra y Paso de los Libres
La UNSJ tiene participación concreta en el Corredor Bioceánico. Ya existe el Comité de Integración Internacional Agua Negra, en que funciona la Mesa de Universidades (argentinas y chilenas) de la cual la UNSJ participa plenamente. Pero también será creado un Comité de Universidades. “Significa un lugar y una categoría muy importantes para las participaciones y decisiones. Por eso ya tenemos un programa de actividades con el apoyo de Coquimbo”, explicó Coca. Pero además está aprobada informalmente la intervención de la UNSJ en el Comité fronterizo de Paso de los Libres (Corrientes). “Esto implica que la UNSJ, además de en Agua Negra, estaría presente donde van a iniciar el recorrido los camiones desde Brasil hasta el Túnel de Agua Negra. Es importante, ya que en ese comité se decide el paso de 8 mil camiones diarios. Este es un ejemplo de que estamos yendo mucho más allá que el mero hecho de declamar”, comentó la Vicerrectora. //

 


octubre/73, edición Nº 32, Año V, julio de 2017

Poroctubre/73

“El sujeto universitario está enfrentado a la política gubernamental”

Roberto Follari, especialista en educación, disertó en la UNSJ sobre el accionar universitario frente a las políticas públicas, desde la Reforma Universitaria de 1918 hasta la actualidad.

Por Fernanda Borcosque

La Reforma Universitaria (RU) cumplirá su centenario el próximo año. La ocasión es propicia para analizar y actualizar los contenidos transformadores de un hecho histórico que cambió la educación argentina. El doctor Roberto Follari, académico, investigador y docente de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la Universidad Nacional de Cuyo (Mendoza), fue invitado a participar en la UNSJ en la apertura de una serie de actividades académicas, de extensión y de creación relacionadas con la RU. Aquí, algunos conceptos de su conferencia “El sujeto político universitario en contexto de políticas de ajuste”.

 

La gratuidad vino con el peronismo
Follari propuso pensar en las políticas públicas que fueron modificando la original RU, casi centenaria ya. “De ahora en más debemos hablar de Reforma y reformas, a fin de no quedarnos en la idea de que la RU fuese suficiente por sí misma. Ha pasado un siglo, por lo tanto, lo que allí se consiguió es importante pero no suficiente. Se lograron cosas señeras y positivas, como la libertad de cátedra, la autonomía universitaria y el cogobierno universitario”, dijo. En cuanto a la condición de gratuidad de la educación superior, Follari recordó que ésta se hizo realidad con la política de Juan Domingo Perón.

 

Dictadura versus democracia
Follari expresó que durante la última dictadura cívico militar se produjo un arrasamiento de muchas de las banderas de la Reforma, la liquidación absoluta del pensamiento científico y crítico. “En ese momento, cuanto menos se pensara, mejor. Hubo una total cancelación de la palabra, los más críticos fueron expulsados cuando no asesinados”.
Con el gobierno de Alfonsín, volvió la democracia y la libertad a las aulas. En ese tiempo se trabajó en normalizar la universidad; se cambiaron planes de estudios para democratizarlos; se concursaron las cátedras conducidas por personal que ingresó en la dictadura; se restituyeron científicos a los institutos de investigación; se reabrieron carreras de Ciencias Sociales, como Sociología (que se había cerrado en Mendoza y en la Universidad Nacional de San Juan también).
Pero la “imaginación política” que ese gobierno tuvo respecto de la universidad se terminó allí. “Luego de esto no hubo mucho más para impulsar en las universidades desde la política pública; no había presupuesto y no existía la Secretaría de Políticas Universitarias”. Para Follari en ese momento de “transición” el sujeto universitario se configuraba en el eje dictadura versus democracia: “Nos dividíamos entre los que estábamos con la democracia contra los restos de la dictadura. Ese eje era algo cotidiano”.

 

Las políticas neoliberales
Para Follari, el gobierno de Carlos Menen realizó una reforma universitaria conservadora y también modernizadora, “ya que se enfrentaba a una universidad extremadamente anticuada, estancada en el ‘18”. Lo cierto es que la reforma del año 1995 fue tan fuerte que cambió aspectos que todavía perduran. “Lograron hacer mover un sistema universitario elefantiásico, lanzando a velocidades increíbles una medida tras otra, de manera tal que el sistema universitario no tenía tiempo de reflexionarlas. En el ambiente educativo hubo ciertas ambigüedades en cuanto a las políticas. Algunas resultaron positivas, y otras no”, evaluó el académico.

 

La crisis de 2001 y el repunte
El gobierno de Fernando De la Rúa tuvo intención de arancelar la universidad. “En aquel momento la situación presupuestaria del país era pésima, ya en la época de Menen se congelaron los salarios y con De la Rúa se bajaron, directamente. Y Duhalde no provocó ninguna reforma importante en la universidad”, recordó.
Con los tres períodos kirchneristas hubo un extraordinario aumento presupuestario para la universidad en su conjunto. “El sujeto político universitario que había sido tan ambiguo en la época menemista, fue virando hacia el apoyo a las políticas de mejora, como a la de los sectores populares, y a otros gobiernos latinoamericanos. Aunque también se produjo la ‘derechización’ de una parte de los sujetos”, expresó Follari. Y agregó que en ese período, ante cierta comodidad, el sujeto político se construyó en relación a la política nacional, es decir, más a lo que pasaba fuera de la universidad que dentro de ella.

 

Ante el ajuste, hoy
Actualmente, el macrismo produce una concentración de políticas neoliberales frente a la cual hay otra representación política que reúne al sector popular, progresista y de izquierda. También, frente al gobierno, hay un sector de extrema derecha que critica al gobierno las (pocas) políticas sociales que ha mantenido, o la gradualidad del ajuste. “Hoy, el sujeto universitario está bastante en pie enfrentado a la política gubernamental, con una situación presupuestaria y salarial muy mala. Está en lucha frente a una condición que va a empeorar, y que va a dar como resultado un sujeto universitario más radicalizado”, concluyó Roberto Follari. //


octubre/73, edición Nº 31, Año V – Mayo de 2017

Poroctubre/73

Otra economía es posible

La Universidad Nacional de San Juan fue sede del Primer Congreso Nacional de Economía Social y Solidaria. Fue organizado por la Secretaría de Extensión Universitaria de esta casa de altos estudios, junto con las universidades nacionales de General Sarmiento, de Quilmes y del Centro. Aquí, fragmentos de algunos de sus expositores.

“Por las cooperativas muchas localidades tienen luz y agua”

CARLOS HELLER | DIPUTADO NACIONAL Y PRESIDENTE DEL BANCO CREDICOOP

Hay una minoría privilegiada que acumula sin límites e inmensas mayorías que hoy no gozan de los servicios elementales. Hay miles de seres humanos que carecen de agua potable. Hay un tema sistémico y frente a ello la economía social y solidaria, las organizaciones cooperativas, tienen un rol fundamental y son la alternativa para construir una sociedad basada en otros valores. Hoy vivimos en una sociedad concebida en la idea de la maximización de la ganancia y convierte en sentido común la maximización del resultado. Entonces, lo público y lo social es ineficiente. Y nosotros en cambio creemos en una economía donde las empresas tengan como objetivo la maximización de la prestación del servicio. Y no es una utopía. Nos han querido hacer creer que las organizaciones de las cooperativas sólo son viables para resolver crisis. Y por qué no pensar las cooperativas como prestadoras de servicios públicos a escala global. En Argentina si no hubiera sido por las cooperativas, muchísimas localidades no hubieran tenido ni luz eléctrica, ni agua potable, ni cloacas, ni gas.

Videoconferencia de Carlos Heller


“Salir de este modelo que nos hace calculadores y egoístas”

JOSÉ LUIS CORAGGIO | ESPECIALISTA EN ECONOMÍA SOCIAL Y SOLIDARIA – UNIVERSIDAD NACIONAL DE GENERAL SARMIENTO
José Luis CoraggioLa economía social surge de la base de la sociedad, de los sectores excluidos pero también de los sectores medios, de los trabajadores que se autogestionan y se asocian, como el ejemplo la empresa recuperada. Pero el más tradicional es el de las cooperativas y mutuales. Esto necesita de políticas públicas nacionales, provinciales y municipales, además de la sociedad civil. Ello implica una transformación de los lazos sociales y de las relaciones de poder, o sea que tiene un poder transformador muy fuerte. Cuando a la economía social le agregamos “solidaria”, hablamos de salir de este modelo neoliberal que nos hace absolutamente competitivos, calculadores y egoístas, donde el trabajador no ve en el sistema un mecanismo de exclusión, sino que el propio modelo lo lleva a decir “algo hice mal”. La solidaridad es una relación superadora de esto. No se trata de abolir el mercado, fundamental para coordinar una economía compleja. El problema es que el neoliberalismo quiere hacer que el mercado nos discipline, que decida quién tiene derecho a vivir y quien no.


“El Diploma de Economía Social Solidaria es educación inclusiva”

RODOLFO PASTORE | ECONOMISTA – DIRECTOR DEL PROYECTO CRESS – UNIVERSIDAD NACIONAL DE QUILMES
Rodolfo PastoreEn el Proyecto “Construyendo Redes Emprendedoras de la ESS” (CRESS) ya contamos con avances en las tres funciones sustantivas de las universidades: enseñanza, investigación e innovación y extensión. Tenemos un programa muy innovador de incubadoras universitarias de ESS, en el que acompañamos a las distintas organizaciones y redes de la economía social en su fortalecimiento económico y tecnológico. Por otra parte, tenemos un Programa de Extensión Universitaria que engloba unos 13 proyectos que abarcan distintos temas como comercialización, educación, cultura, tecnología en economía social, etc. Además, contamos con distintas carreras universitarias en este campo. Una especialización y un Diploma de posgrado de cursado virtual. Dictamos la Tecnicatura Universitaria en ESS, cuya particularidad es que se articula con un Diploma de Extensión Universitaria en ESS, que es una propuesta de educación inclusiva. Los diplomas de extensión no son muy conocidos, pero son una estrategia y una innovación educativa muy interesante porque pueden cursarlo personas que han terminado sus estudios secundarios o no. Esta característica es vital, ya que muchos actores de la economía social sólo cuentan con el secundario, y muchos no lo han terminado.


 

“El cooperativismo puede aportar a la batalla cultural”

PABLO IMEN | ESPECIALISTA EN EDUCACIÓN – DIRECTOR IDELCOOP – INSTITUTO MOVILIZADOR DE FONDOS COOPERATIVOS
Pablo ImenEl cooperativismo como práctica democrática puede aportarle al sistema educativo un modelo democrático de gestión participativa. Frente a un conocimiento fragmentado, el cooperativismo pude aportar una metodología integral donde los saberes se encuentren y no permanezcan fragmentados. Y otorgar una conciencia de lo colectivo que cuestione un orden social que propone que todos nos matemos entre nosotros, y que esa escuela forme personas capaces de transformar el mundo. Venimos de un proyecto de políticas públicas más latinoamericanista, basado en la justicia social, con una política económica centrada en el mercado interno y en la distribución de la riqueza. El esquema actual va en la dirección contraria y en este contexto aumentan las necesidades sociales y la desigualdad. El cooperativismo puede aportar un modelo alternativo que fortalezca la economía social; y puede aportar a la batalla cultural, en el sentido de difundir la idea de que si yo me salvo sólo sin importar el de al lado, es muy posible que reproduzcamos un mundo muy violento.


 

“Las universidades no son críticas con la economía”

DANIEL MAIDANA | RED UNIVERSITARIA DE ECONOMÍA SOCIAL Y SOLIDARIA – UNIVERSIDAD NACIONAL DE GENERAL SARMIENTO
Daniel MaidanaLamentablemente las universidades han perdido mucho el espíritu crítico y cumplen una función muy fuerte de reproducción de lo existente. Sobre todo en los contenidos económicos que se enseñan en las universidades, no sólo en las carreras de Economía sino en el conjunto de las carreras, los supuestos sobre lo económico atrasan cincuenta años. La economía tradicional, ortodoxa, es una economía con un enfoque que se enoja con la realidad, porque no responde a los principios que están en los viejos libros de economía. Desde la Economía social planeamos que lo primero que debería hacer la universidad es no considerar a la Economía social como un suburbio de la economía o como una carga distinta. Acá estamos hablando de economía, del modo de entender lo económico. En esto las universidades vienen muy atrasadas, no vienen aportando actitud crítica. Deberían recuperarla y pensar la economía realmente existente con la cabeza más abierta.

 


Edición Nº30, año V, abril de 2017

 

 

Poroctubre/73

¿Cómo sería San Juan sin la presencia de la UNSJ?

[Reflexiones de personalidades locales] Una legisladora, una jueza, un periodista y una funcionaria de Cultura se someten al ejercicio de imaginar el hábitat local sin la universidad pública y gratuita.

“No puedo imaginarlo”

mariela-limerutti

Mariela Limerutti, secretaria de Cultura de la Provincia

“La verdad es que a mí se me hace imposible imaginarme la sociedad sanjuanina o la provincia de San Juan sin la presencia de la Universidad Nacional de San Juan. Esto es algo así como si me preguntaran si puedo imaginarme yo misma sin mis padres. Porque justamente siento eso, que la Universidad Nacional de San Juan es una institución maternal y paternal que nos vio nacer, a mí como profesional, por ejemplo. Yo me formé integralmente en esta Universidad, y gracias a ella he tenido becas tanto aquí como en el extranjero. Y por la universidad comencé a desarrollarme profesionalmente también en el medio. Entonces imaginarme a San Juan sin la Universidad Nacional de San Juan es también no poder imaginarme a mí misma, lo que soy hoy gracias a ella. Yo defino una provincia de San Juan sin la UNSJ desde un no poder imaginármela”.

 

“Se volvería pobre y sin futuro”

cristina-lopez

Cristina López , diputada provincial por Albardón

“Me cuesta imaginar una provincia sin la Universidad Nacional de San Juan. El paisaje cultural, la relación del hombre con su entorno y transformaciones, sería completamente distinto, se volvería pobre y sin futuro. La UNSJ no sólo produce el conocimiento sino que también lo sabe transferir y aplicar a la realidad, dotando de un imaginario y perspectiva distinta. Además, esta casa de altos estudios ha permitido a varias generaciones el ascenso social. Esto lo digo desde mi propia experiencia, que soy hija de padres no universitarios y la UNSJ nos permitió crecer y ascender. De hecho, varios que tienen cargos importantes en la provincia han llegado ahí por la universidad. Por lo tanto, tengo mucha fe en el  futuro, más allá de que sé que faltan algunas cosas, se logrará dinamizar el conocimiento, para que la sociedad entienda su propia realidad desde otra perspectiva.  Considero que todo a lo que apuesta la universidad está reflejado en el San Juan que tenemos,  como por ejemplo en lo artístico con el Auditorio Juan Victoria, caminos, obras edilicias, entre otros. Por lo tanto, es imprescindible defender la enseñanza pública y gratuita que brinda la UNSJ, ya que es un bien importante y necesario para el desarrollo de la provincia”.

 

“Sólo cabe su defensa activa”

margarita-camus_tiempodesj_2

Margarita Camus, jueza de Ejecución Penal de la Provincia (Imagen Diario Tiempo de San Juan)

“Me resulta casi imposible imaginar San Juan sin la Universidad Nacional de San Juan, dado el impacto que provocan sus creaciones en nuestra comunidad. La universidad pública es un bien social que permite acceder a la formación de grado y posgrado. Y, enfocando la mirada desde una perspectiva social, es un derecho de la sociedad sanjuanina a tener una institución que contribuya al crecimiento de la provincia, y es el derecho a la construcción de una sociedad más justa, equitativa y que brinde oportunidades a todos sus habitantes. Y necesitamos la existencia de esta UNSJ, comprometida con el debate público de ideas que definirán el destino de futuras generaciones, que sostenga el discurso crítico desde el cual se transforme a la sociedad. Necesitamos una universidad pública que desde el primer gobierno de Perón, en 1949, consagró la gratuidad de los estudios universitarios, efectivizando así el acceso a la educación superior. En los tiempos actuales sólo cabe la defensa activa de nuestra UNSJ por parte de toda la comunidad sanjuanina”.

 

“Estaríamos estancados”

luisvictor-paredes

Luis Víctor Paredes, periodista y locutor

“Sin la universidad pública, los sanjuaninos estaríamos estancados ante un horizonte gris y sin posibilidades. En un mundo cada vez más competitivo, donde el conocimiento es el capital con mejor cotización, debemos tener cuidado con el discurso que encierra un objetivo adormecedor de conciencias. La inexistencia de la Universidad tal como la conocemos nos ubicaría de inmediato en un escenario de sumisión y dependencia ejercida por la voracidad de los poderosos. No tendríamos siquiera la posibilidad de lidiar y enfrentar los cambios y exigencias del mundo actual. Una sociedad sin conocimiento científico está efectivamente aislada de una parte altamente enriquecedora de la vida, tanto como lo está una persona que no puede leer. El proceso de toma de decisiones es algo de lo que tenemos la obligación y el deber de participar, y esto se consigue generando desde las Universidades públicas posibilidades de crecimiento y desarrollo. Nadie puede negar que tanto la práctica como la gestión y la investigación científica están directamente relacionadas a las acciones generales de gobierno, al modelo económico-social y al funcionamiento del sistema democrático. Mirar para otro lado o dar la espalda a esto es una irresponsabilidad. Nuestra tarea cotidiana se construye sobre las bases del pensamiento crítico”.


Edición Nº 29 – Diciembre de 2016 – Año IV

Poroctubre/73

“Sostenemos, como Martí, que los derechos se toman, no se piden. Se arrancan, no se mendigan”

El Dr. Oscar Nasisi dejó inaugurada la Cátedra Libre “José Martí” el viernes 4 de noviembre en el Edificio Central de la UNSJ. Elogió al poeta y escritor latinoamericano y aprovechó la ocasión para defender el libre pensamiento y la educación pública.

Por Susana Roldán

“Nuestra casa, la Universidad Nacional de San Juan, forma parte desde hoy de este gran tejido de casas de altos estudios que albergan una Cátedra José Martí y, como rector, junto a la vicerrectora Mónica Coca, cuyo empuje y entusiasmo fueron fundamentales para la concreción de este logro, quiero manifestar mi profunda alegría por este hecho. En tiempos como éste, en que nuestra principal preocupación es la defensa irrenunciable de la educación universitaria como derecho humano, es una verdadera satisfacción inaugurar en nuestra universidad una cátedra que honra la memoria de un hombre gigante, como lo es José Martí, y que al mismo tiempo celebra algo que durante mucho tiempo quisieron hacernos creer que no existía: el pensamiento latinoamericano.
“Me parece que me matan a un hijo cada vez que privan a un hombre del derecho de pensar”, nos dice Martí. Mucho tenemos que aprender los universitarios de esta profunda afirmación, de esta defensa irrestricta de la libertad de pensamiento, que José Martí comparte con otros que también fueron verdaderos “hombres-faro” para nuestro continente: Mariátegui, Vasconcelos y también Simón Bolívar y nuestro Padre de la Patria, José de San Martín. De todos ellos se nutre este pensamiento latinoamericano que hoy sostenemos, esta libertad de pensar que encuentra en las universidades públicas su mejor lugar.
Muchas veces, como dije, quisieron hacernos creer que no había un pensamiento latinoamericano auténtico y propio. Que no éramos más que herederos y repetidores de otro pensamiento foráneo, cuando en realidad nuestra propia existencia, nuestro ser que nació de la mixtura a sangre y fuego entre dos mundos, es la prueba más palpable de una filosofía fuertemente nuestra, hoy más actual que nunca. La diversidad de nuestro origen fue la primera preocupación de los primeros pensadores y, de manera inevitable, surgió el tema de la emancipación. Aquí es donde José Martí se convierte en referente y actor, un hombre que no se limitó a pensar sino que accionó a favor de la independencia de su pueblo con tal vehemencia, que dejó la vida en ese camino. Afortunadamente, sus palabras, tan bellas como coherentes con su modo de vivir, todavía hoy nos marcan el rumbo de ese pensamiento genuino, libertario, emancipador y crítico. “Trincheras de ideas valen más que trincheras de piedras”, nos dice Martí, y estamos seguros que esgrimía con la misma convicción su pluma y su puño, cuando se trataba de defender la libertad de su pueblo.

Dr. Oscar Nasisi, rector de la UNSJ.

Dr. Oscar Nasisi, rector de la UNSJ.

De eso se trata esta reunión, esta auténtica celebración en la que dejamos inaugurada la Cátedra Martiana en la Universidad Nacional de San Juan. Nuestro compromiso tiene que ser como el hombre que nos inspira: palabra y acción en absoluta coherencia, sosteniendo a rajatabla nuestra defensa de la universidad pública, gratuita y para todos y sosteniendo bien alto la bandera de la educación superior consagrada como derecho humano en el año 2008 en Cartagena de Indias. Creo que esta es la mejor honra que se les puede hacer a hombres como José Martí, empeñados con su vida en luchar por la libertad de las personas.
¿Qué es la libertad de pensamiento sino el comienzo de todas las libertades? Como otro gran hombre, Mariano Moreno, creemos en la “rara felicidad de los tiempos en que se puede pensar lo que uno quiere y decir lo que uno piensa”. Pero para que esto sea posible, hay que propiciar la igualdad de oportunidades. Hay que procurar el acceso igualitario a la educación, desde la escuela hasta la universidad, como garantía de esa libertad de pensamiento con la que estamos comprometidos. Para ello, creemos en las acciones solidarias, en el impulso de una economía más humana, en el apoyo al desarrollo científico orientado al bienestar de las personas y el crecimiento de la nación, en la responsabilidad con el lugar que habitamos y en la construcción de una cultura diversa, respetuosa de todas las expresiones, porque allí radica nuestra esencia como universitarios.
Esta Cátedra Martiana no podía llegar en mejor momento. Es cierto que los frentes son muchos, pero como Martí, tenemos esperanza. Y porque tenemos esperanza, hoy podemos sostener como él, que “los derechos se toman, no se piden. Se arrancan, no se mendigan”. En esta tarea estamos empeñados y desde este nuevo espacio que es la Cátedra José Martí, honraremos con nuestras acciones a ese pensamiento libertario que arraiga en la propia identidad latinoamericana”. //

 


Edición correspondiente a octubre/73 – Año IV – Nº 28 – Noviembre de 2016

Poroctubre/73

“Autonomía universitaria no es sinónimo de aislamiento”

El sociólogo y politólogo Atilio Borón pasó por la UNSJ y dialogó con octubre/73 sobre la capacidad de desarrollar una educación más crítica y reflexiva, que lleve a una emancipación del pensamiento.

Por Susana Roldán

-¿De qué hablamos cuando nos referimos a la necesidad de una educación que sea emancipadora?
-Se habla de una educación que les enseñe a los jóvenes a pensar, a reaccionar con espíritu crítico ante lo que se les enseña en las cátedras o leen en la bibliografía; a usar un poco la duda metódica aquella de Descartes, tenerlo como método de trabajo permanente. Eso debería ser ya una adquisición desde la escuela secundaria, pero desgraciadamente no ocurre así. Entonces llega la gente a la universidad en una actitud muy pasiva y que no les permite pensar el mundo de otra manera. Creo que la educación emancipadora tiene que ser un estímulo para hacerse nuevas preguntas, para no aceptar el saber establecido. Un poco tener la actitud de un niño de tres años, que siempre se pregunta el porqué de todo. Eso, que es tan elemental, no lo vemos reflejado en las aulas universitarias, donde muchas veces predomina una actitud muy pasiva de los jóvenes.

-¿Por qué cree usted que ocurre esto?
-A mi manera de ver, tiene que ver con la seria crisis del nivel medio. Esto es universal, no solamente en la Argentina. En Estados Unidos y en Europa la crisis de la enseñanza media es un tema recurrente de investigación. En la Argentina todavía no. Entonces llegan los muchachos con esa actitud pasiva, que es la que hay trabajar para que aparezca esta capacidad de crítica, de revisión, de dudar y ejercer la duda.

-¿Cómo se hace para cambiar esto, cuando muchos docentes no tienen esta práctica reflexiva?
-El tema educativo es toda una dialéctica. Los estudiantes, en buena medida, son así porque los profesores estimulan ese comportamiento. Creo que habría que poner en revisión los programas de formación que tenemos en las universidades. Cuando digo formación no digo solamente los estudiantes, sino los propios maestros, profesores, que no estamos preparados, no tenemos capacidades didácticas. A veces se piensa que basta con que un profesor sea un experto en su campo para que pueda transmitir bien y no siempre ocurre así, yo más bien diría que es excepcional la cantidad de veces que uno tiene gente muy preparada pero que al mismo tiempo puede transmitir ese conocimiento, esa pasión por el conocimiento, por la búsqueda de la verdad, que es fundamental transmitir a los muchachos. Eso, yo veo que muy a menudo no se hace. Entonces, yo empezaría por ahí. En segundo lugar, creo que hay un asunto muy importante y es tener una muy buena biblioteca en la universidad. En general, yo veo un déficit muy fuerte, no sé si en todas las universidades argentinas, pero en la mayoría. El apoyo bibliotecológico para ser más preciso, es muy escaso.

-La Reforma Universitaria del 18 planteaba una mirada emancipatoria para las universidades. ¿Cuál es la deuda que persiste?
-En primer lugar, corregir una deformación que se acentuó mucho, que es la de concebir a la autonomía universitaria como sinónimo de aislamiento. Eso no es lo que querían aquellos muchachos del 18 y sin embargo se dio. Pongamos por ejemplo la Universidad de Buenos Aires, que es donde yo trabajo: hay una fuerte tendencia a encerrarse en la torre de marfil y los vecinos de la ciudad no tienen mucha idea de qué es la universidad. Esto sucede porque no hay un programa efectivo de integración. Lo que hubo es una concepción de la autonomía muy estrecha, muy sesgada, que nos aisló del medio. Esa es una deuda: cómo repensar hoy la autonomía. La segunda cuestión tiene relación con la primera pregunta: hacer que la universidad vuelva a albergar y promover el pensamiento crítico. El avance de las ciencias y las humanidades tiene que ver con la capacidad de estimular gente que tenga un pensamiento heterodoxo, que se aparte de los convencionalismos y eso es lo que está en falta en este momento. Toda la reestructuración del trabajo universitario en los últimos años ha llevado a que se otorgue un premio al pensamiento convencional. Le pongo un ejemplo: el juicio de pares, que no es otra cosa que desalentar a todo aquel que se aparte del consenso de la profesión. Si eso hubiera existido en la época en que Einstein elabora la Teoría de la Relatividad, jamás hubiera publicado su trabajo. Ni hablar de Darwin, que revoluciona la biología con su Teoría de la Evolución de las Especies. Tenemos un gran trabajo en este sentido: romper ese cerco que nos encierra dentro del saber convencional, que es una actitud precientífica y que tenemos que combatir. //


Edición correspondiente a octubre/73 – Año IV – Nº 27 – Junio de 2016

Poroctubre/73

“Valles Sanjuaninos contribuye a la formación de una identidad regional propia”

Con miras a una expansión territorial planificada, la UNSJ reafirma su presencia en los departamentos de Jáchal, Iglesia, Valle Fértil y Calingasta. Un proceso que para la vicerrectora Mónica Coca tiene mucha implicancia no sólo en lo educativo sino también en lo social y cultural.

Por Susana Roldán

 -¿En qué etapa se encuentra el proceso que dio origen a la Delegación Valles Sanjuaninos?
-Gracias al voluntarismo de muchos docentes de distintas carreras, la UNSJ siempre había tenido presencia en comunidades alejadas. En el año 2014 se aprobó la primera formalización de una delegación de la UNSJ fuera del Gran San Juan. Esto significa que ahora tenemos un sector geográfico distante del central, que tiene competencia administrativa y académica para el dictado de carreras en determinado radio geográfico. Hemos elegido Jáchal por varias razones, entre ellas la presencia del Corredor Bioceánico y la proximidad con el Túnel de Agua Negra, pero además porque Jáchal es un asiento que colabora y administra las carreras que se dictan en Iglesia, Calingasta y Valle Fértil. Tiene mejor conexión, mejores comunicaciones por vía terrestre, más posibilidades de conexión vía aérea, mayor población, mayor cantidad de colegios de nivel medio. Hay una debilidad que esperamos que la presencia de esta delegación la revierta: es el hecho de la falta de transporte de pasajeros entre departamentos. Creemos que al haber movilidad de alumnos, esto va a hacer que alguna empresa tome la iniciativa de poner una línea interna.
-¿Cuál es la importancia de esta presencia?
-La importancia que tiene Valles Sanjuaninos no sólo se circunscribe a la formación de profesionales de acuerdo con las características y necesidades de desarrollo del lugar, sino que también colabora con evitar el desarraigo, con la construcción y el orgullo de identidad propia y con motorizar iniciativas de los diversos sectores en zonas alejadas.
-¿Esta tendencia es común con otras universidades públicas?
-Sí, dado que se basó en un programa desde la Secretaría de Políticas Universitarias. Nosotros estamos presentes allí porque se han dictado carreras gracias a acuerdos con municipios y con Gobierno de la Provincia, pero desde el año pasado se formalizó dentro del marco de contrato-programa, el dictado de cuatro carreras con financiamiento total de la nación por fuera del presupuesto. Esas carreras iban a comenzar en marzo, pero el cambio de gobierno demoró un poco las cosas; finalmente se van a dictar el Profesorado en Música Popular, la Tecnicatura Universitaria en Turismo, la Tecnicatura Universitaria en Administración Pública y la Tecnicatura Universitaria en Agroindustria. A través de la delegación, también podemos brindar a productores, fuerzas vivas, municipios, una batería de cursos de actualización y capacitaciones. También hay que mencionar las tareas de extensión, porque la delegación tiene estas funciones.
-¿Cómo funciona actualmente la delegación?
-Por el momento, tenemos asignado un representante del Personal de Apoyo Universitario y una persona que colabora desde el área académica, pero la conformación de la delegación incluye la creación de un consejo asesor de delegados y un coordinador general. Ese consejo está formado por un representante de las facultades que tienen carreras en la delegación en ese momento y el coordinador es nombrado por el Rectorado, con funciones de cubrir la totalidad que se puede realizar en la zona. Desde detectar cuáles son las deficiencias y las problemáticas que se generen y buscar soluciones, hasta el tema de los insumos que son necesarios para el funcionamiento. Cuando hemos sufrido embates climáticos, por ejemplo, estos representantes que están actualmente tuvieron que suplir las funciones que deberán cubrir los consejeros.
-¿Cuál es la participación de los municipios?
-Por lo general colaboran mucho. En este programa en especial de 2016 no están presentes en estas carreras, pero sí pueden estar presentes en otras propuestas. El intendente de Iglesia, por ejemplo, acaba de confirmar que va a recibir la Tecnicatura en Turismo y también quiere recibir la Tecnicatura en Inglés, que se dicta en Valle Fértil.
-¿Se va a construir el edificio propio en Jáchal?
-Existió alguna complicación con el cambio de gobierno, porque todas las licitaciones fueron revisadas. Ahora se confirmó la construcción del edificio y está considerado como prioritario para San Juan, de manera que se agilizan los tiempos. Por su ubicación, el edificio que se va a construir en Jáchal va a estar muy cerca del punto de conexión con el Túnel de Agua Negra. La empresa ya comenzó a trabajar en las condiciones previas para la construcción del edificio.
-¿Está asegurada la continuidad el proyecto?
-Vemos con mucho optimismo la confirmación de la nación sobre el apoyo para este proyecto. Hasta ese momento, tanto la comunidad como nosotros teníamos la incertidumbre de su realización, pese a que teníamos aprobado el financiamiento. Confiamos en que la presencia de la UNSJ es algo tan querido por estas comunidades que ellos mismos van a generar un basamento para que esta delegación en poco tiempo se transforme en escuela y por qué no en facultad, de manera de ir extendiendo el grado de la formación y la cobertura de la delegación. //

 


 Edición correspondiente a octubre/73 – Año IV – Nº 26 – Mayo de 2016

Poroctubre/73

“Este será un año de mucho trabajo y lucha”

Lo dijo el Rector de la UNSJ en referencia a un año que empezó complicado con medidas de fuerzas. Además, entre otros temas habló de carrera docente y valoró la expansión territorial y el proceso de internacionalización de esta Universidad.

Por Fabián Rojas

En el inicio de un nuevo ciclo académico, el rector de la Universidad Nacional de San Juan, Dr. Oscar Nasisi, accedió a una entrevista con la señal de TV universitaria Xama. En el sexto piso del Edificio Central de la UNSJ, donde tiene su despacho, la autoridad se manifestó sobre diversos temas del pasado reciente, de la actualidad y del futuro próximo de esta institución universitaria.

-Durante el ciclo anterior, usted ha trabajado fuertemente en el área de Relaciones Internacionales, tanto desde la UNSJ como desde el Consejo Interuniversitario Nacional. ¿Qué balance hace de esta tarea?
-El balance es muy positivo. En el CIN, desde la Comisión de Relaciones Internacionales, hemos podido ser parte de algo tan importante como fue la constitución de ENLACES, un espacio de encuentro para la educación superior latinoamericana. En este sentido hemos avanzado fuertemente en un primer paso que es el reconocimiento de la titulación automática entre las universidades que formamos parte de ENLACES y que queremos que siga creciendo, con el aporte de cada vez más universidades de la región. En cuanto a nuestra universidad, hemos trabajado fuertemente en lo que denominamos la Internacionalización de la Educación Superior, un aspecto que queremos resaltar de manera integral. Esto lo lograremos incorporando la enseñanza de otras lenguas y el acceso a este aprendizaje para toda la comunidad universitaria, poniendo en marcha nuevos programas de intercambio con otras universidades y repensando hacia dónde queremos mirar como institución de educación pública superior.

-Además de la internacionalización, ¿qué aspecto de la vida universitaria de esta casa de altos estudios le gustaría resaltar?
-Yo creo que, por ejemplo, las obras en nuestra universidad no estaban tan contempladas, hubo mucho énfasis en este sentido. También empezamos a apuntar a la expansión territorial, porque me parece que estábamos muy concentrados en el Gran San Juan. Esta expansión actual nos permite llegar a muchos hogares con la universidad, algo que de otra manera sería imposible. Creo también que el vínculo con la sociedad en esta gestión es fuerte; nuestra alianza estratégica con el Gobierno provincial también ha sido muy positiva porque nos ha permitido crecer desde todas nuestras áreas académicas. La creación de las secretarías de Posgrado y Relaciones Internacionales y la de Comunicación, no son temas menores. Hoy no se puede concebir una universidad sin posgrado y sin, al menos, roce internacional. Y en cuanto a la comunicación, hoy hay un conjunto de medios al servicio de la universidad.

-¿Se va a tratar el tema de la carrera docente en algún momento?
-Creo que nos está haciendo falta a gritos una carrera docente que se adecue a nuestras circunstancias como institución universitaria y además que dé ciertas garantías. Por eso mientras tanto hemos creado programas que tienden a mejorar algunos índices, como los programas de formación docente, que ya tenemos en marcha.

-Como escuela, la Escuela de Ciencias de la Salud de la UNSJ es nueva y algo inédito en esta Universidad, ¿qué perspectiva tiene con su desempeño académico?
-Si bien la Escuela de Ciencias de la Salud corresponde al ámbito de la Facultad de Ciencias Exactas, Físicas y Naturales pero que fue creada con la perspectiva de que luego pueda pasar a ser una escuela independiente, es algo fundacional, así como el hecho de empezar a abordar como universidad temas como los de ciencias de la salud. Me parece que hoy podemos contribuir a la salud de la población a través de propuestas que no son la carrera de Medicina propiamente dicha, sino la Licenciatura y Tecnicatura en Ciencias de la Salud. Hemos estado en comunicación con el Ministro de Salud por estos temas, y hay un principio de acuerdo de muchas cosas más que pueden realizarse en los tiempos por venir.

-Una vez abiertas las paritarias para el sector de docentes universitarios, ¿cree que podría ser este un año normal, sin paros?
-Es una pregunta compleja, porque creo que involucra varios temas. En realidad los reclamos que realizan los gremios tienen que ver más con presupuestos universitarios que solamente con un problema salarial. Sí es cierto que muchas veces cuando se resuelve el problema salarial, desaparece un poco la ansiedad por el resto de los problemas. Pero se trata de un problema más macro, porque también entra el tema del impuesto a las ganancias, la carrera docente, algunas cosas que están sucediendo a nivel nacional que impactan negativamente en el ámbito de las universidades y que indudablemente nos pueden perjudicar, y mucho. Yo creo que la apertura de las paritarias y el consenso en la mesa de paritarias van a suavizar, van a menguar la problemática, pero no la van a eliminar completamente. Por eso, no estoy tan seguro de que el actual sea un año muy tranquilo. Va a ser un año de mucho trabajo y de mucha lucha para tratar de que todo vaya por el camino deseado. //

Oscar Nasisi

El rector de la UNSJ habló, entre otros temas, de carrera docente y valoró la expansión territorial de esta Universidad.

 

Edición correspondiente a octubre/73 – Año IV – Nº 25 – Abril de 2016

Poroctubre/73

Crecer ampliando derechos

Oscar Nasisi, rector de la UNSJ, y Mónica Coca, vicerrectora, analizaron los hechos destacados de 2015 y las proyecciones para el próximo año. Al tiempo que se mostraron conformes con lo alcanzado, redoblaron el compromiso de continuidad y profundización de políticas para los primeros seis meses de 2016, hasta que en junio se realicen las elecciones generales en la UNSJ.

Por Susana Roldán

Oscar Nasisi: “Expansión sí, pero con compromiso” 

“Es muy difícil sintetizar en pocas cosas un año que ha tenido mucha actividad. Creo que en obras se ha hecho mucho y hay mucho en ejecución; en cuanto a generación de proyectos, obras nuevas, modificación de otros edificios y aún falta mucho por hacer, en lo pequeño y lo grande. Entre estos últimos, menciono a las aulas de la FACSO, a la Escuela de Música y a la obra en Jáchal, además de las aulas en los institutos preuniversitarios y la 2da y 3ra etapa para los edificios de Pocito a través del INTA. Son hechos históricos que se están desarrollando y que atraviesan transversalmente al concepto de expansión, que ha sido el eje de esta gestión.
La expansión en sí es un hito, no sólo por el hecho de haber llegado a departamentos alejados, sino porque es como haber abierto distintas puertas en la universidad y permitir el acceso a la educación superior y que la universidad les pertenezca también a otros. Esto también es algo importante desde lo conceptual e ideológico. Hay que consolidarlo en el tiempo, pero son hechos fundamentales. Tenemos que pensar que mucha gente se nutre de la universidad, a través de la impronta o la especificidad que tiene a la hora de comprometerse con su propia región y radio de acción. De esto también hubo cosas importantes. Actividades como el Programa Cimientos, los proyectos de Capacitación para el Empleo de Personas con Discapacidad, las tareas de Responsabilidad Social Universitaria, las acciones de comunicación a través de la señal de TV Xama y la prensa institucional son muestra de ello. Son formas de canalizar el compromiso con la sociedad y con los ciudadanos agrupados en ONG o representados en los municipios. Esto habla a las claras de una expansión en la forma de influencia de la universidad con el resto de la región y con San Juan en su conjunto. Y hoy, claramente hemos pasado de lo que era el voluntarismo de unos pocos a programas concretos y diseñados con objetivos definidos.
Si tuviera que definir un tema clave para 2016, creo que es carrera académica. Ya no hay excusas para no definirse al respecto. En otro orden, creo que en extensión hay que dar una vuelta de tuerca, el tema de industrias culturales es un tema que va a oxigenar la extensión. En investigación hay que empezar a diversificar en la especificidad. Las buenas relaciones y el conocimiento con los cuadros técnicos del gobierno provincial nos van a generar más vínculos y esto abre nuevas oportunidades, lo que genera desafíos en todos los ámbitos”.

Mónica Coca: “Formación docente acorde con el mundo de hoy”

“En este año hemos podido concretar acciones hechas durante la campaña y también en los primeros tiempos de la gestión. Uno de estos aspectos es la concreción de la Delegación Valles Sanjuaninos, que es la formalización de la presencia de la UNSJ en los departamentos alejados.
Hace muchos años que estábamos en estos departamentos, pero no había formalización y todo se ataba al voluntarismo de docentes y personal de apoyo. Con la Delegación hemos generado una figura concreta que establece las condiciones de nuestra presencia y materializa el fundamento, a la vez que predetermina obligaciones a esas unidades geográficas donde estamos desembarcando. Esto nos permite ir trabajando sobre temas académicos y de infraestructura que están vinculados a la expansión territorial y dar respuesta a los pedidos de la comunidad. También nos permite gestionar en nombre de esta estructura que nos brinda la Delegación y además pensar en el dictado de algunas otras tareas que no son carreras, pero sí cursos, talleres, programas de alfabetización y otras acciones.
Otro aspecto es el programa de Fortalecimiento Docente (FODO), que tiene como objetivo dar formación a nuestros excelentes docentes disciplinares. Durante muchos años, el sistema universitario se limitó a formar en la disciplina sin dar la capacitación en la docencia. Hoy en día sabemos que esto es necesario, que las prácticas y los alumnos cambiaron y en función de ello hay que preparar a nuestros profesores. El docente de hoy no solamente tiene que manejar muy bien su disciplina sino que tiene que tener las herramientas para que ese manejo se transforme en conocimiento para el alumno. Este proyecto FODO nació en el Rectorado y tiene actividades desde la formación específica, de investigación y de extensión. En este momento se ha generado un capítulo que va a tener una calificación diferenciada de los participantes cuando los objetivos sean el análisis de las realidades en el aula y que permitan modificar conductas habituales. Los temas bases son la deserción, el desgranamiento y la falta de inserción laboral posterior.
Finalmente quiero señalar que el FODO implica también un cambio en la reglamentación de concursos, de manera que quienes lo realicen, puedan obtener un puntaje diferenciado por esta razón. Y en cuanto a extensión, el docente que pueda presentar algún proyecto a la Secretaría de Extensión, le significará un crecimiento áulico de las competencias.
En resumen, creo que ha sido un año de gran crecimiento y que sienta las bases de muchos desafíos por venir, para nuestros egresados que quieran dedicarse a la docencia y, por lo tanto, para los estudiantes a los que ellos formen. Es tiempo de formar docentes acordes al mundo en que nos desenvolvemos y anticipándose a los cambios que puedan suceder.” //

 

 


Edición correspondiente a octubre/73 – Año III – Nº 24 – Diciembre de 2015

Poroctubre/73

Los beneficios de la libertad

Las autoridades de las cinco facultades de la UNSJ reflexionan acerca de los derechos conseguidos en los años democráticos y sobre cuáles habría que visibilizar más.

Por Susana Roldán y Fabián Rojas

“Con ética y sin discriminación”

 Roberto Gómez Guirado, decano de la Facultad de Ingeniería

Partiendo de la base de que el derecho a la vida es el principio ético más importante y considerando que la pobreza es intolerable, creo que el derecho a la educación es primordial. En este marco creo que es inaceptable toda forma de discriminación. El derecho a la educación, sin embargo, no debe hacernos perder de vista que la desocupación es un grave problema económico social y no debe perderse de vista la obligación moral de satisfacer otras necesidades básicas, por lo cual el derecho al trabajo debe ser resguardado y tender a disminuir al máximo las inequidades de cualquier tipo. La incorporación de normas éticas en la planificación de la educación es indispensable puesto que el conocimiento, por sí mismo, se está convirtiendo cada día más en la fuente de riqueza de personas, sociedades y naciones. Queda claro el poder de éste como instrumento o medio para obtener resultados conducentes a una sociedad más justa. Se debe comprender entonces, que la herramienta más sólida que poseen las personas para disminuir las diferencias socio-económicas con que nacen, es el conocimiento y la educación. Debe eliminarse la asociación entre el nivel de ingreso y las oportunidades de acceso a la educación en todos los niveles.


 “Queda mucho por hacer”

Néstor Weidmann, decano de la Facultad de Ciencias Exactas, Físicas y Naturales

Este gobierno ha conseguido visibilizar y potenciar un cúmulo de derechos que la sociedad venía reclamando desde hace mucho. Y queda mucho por hacer. Creo que el gobierno debe seguir insistiendo en la ampliación de derechos, sobre todo con las franjas poblacionales de menos recursos, para que puedan acceder a derechos y beneficios como todos. Estoy hablando ´fundamentalmente a nivel nacional, pero también le cabe al Estado provincial. Por otro lado, en lo referente al sistema universitario, una de las falencias que yo observo es que se pretende ser un sistema muy inclusivo y para ello creo que falta muchísimo trabajar. Considero que hoy no somos totalmente inclusivos, por muchas razones, pero creo que debemos acercarnos más a la sociedad. Debemos poner más fuerza en erradicar problemas de desgranamiento, hay que modificar programas. Fundamentalmente debe haber más voluntariados cerca de la comunidad. Y no es bueno que haya gente acá en San Juan que no sabe que la Universidad Nacional es pública y gratuita.


“Un pilar para la sociedad”

Rosa Garbarino, decana de la Facultad de Filosofía, Humanidades y Artes

No podría elegir un solo derecho como irrenunciable, ni para este gobierno ni para el que viene. El derecho a la vida, entendido en su forma más amplia que incluye el derecho a la seguridad, es sumamente importante. También considero fundamental el derecho a la libre expresión, que hemos venido ejerciendo y que hay que sostener y defender. Y por supuesto, el derecho a la educación, que es el pilar que hay que fundamentar para despegar como sociedad. Hay que seguir en ese camino, defender la educación gratuita y la excelencia, la jerarquización del rol docente, el nuevo rol del alumno, son conceptos que se engloban dentro de este derecho. Tenemos que entender que si los países más desarrollados del mundo han llegado al lugar que ocupan, nosotros tenemos que invertir en educación para ocupar el lugar que queremos ocupar y esforzarnos para conseguirlo.


“Educación, el derecho irrenunciable”

Ricardo Coca, decano de la Facultad de Ciencias Sociales

Si bien todos los derechos del hombre son importantes, creo que hoy en día no podemos dejar de pensar en el derecho a la educación como algo fundamental para nuestra sociedad. En este sentido y desde el lugar que ocupamos como universidad, creo que tenemos que poner la mirada en el derecho a la educación superior para todos. Pero una educación superior tal como la concibió la UNESCO, es decir como un derecho humano y no como un servicio. Esta es una tarea que tenemos que asumir con mucho compromiso, para tener una educación superior que sea efectivamente inclusiva y de calidad, a la que todos tengan acceso y que se convierta en motor de desarrollo para nuestro país en general y para nuestra provincia en particular.


“Salud y educación por sobre todo”

Gustavo Roberto Gómez, decano de la Facultad de Arquitectura, Urbanismo y Diseño

Dado que las universidades tienen hoy un rol fundamental en el desarrollo de la sociedad y que cada vez hay más personas que toman conciencia de ello, creo que como universitarios tenemos la obligación de preservar el derecho a la educación superior. Pero no en cualquier término. Tiene que ser una educación superior gratuita e inclusiva, con igualdad de acceso para todos, instrumentando las políticas que haya que instrumentar para que esto se cumpla. En otro sentido, creo que también es fundamental preservar el derecho a la salud en los mismos términos, es decir con igualdad de oportunidades en todos los lugares y para todos los habitantes. No podemos permitir que lo que se ha conseguido en estos dos campos se pierda. Ese debe ser el punto de partida desde el cual tenemos que avanzar y profundizar nuestra tarea.