Category Archive Última edición

Poroctubre/73

Crecimiento y desafíos

El Rector y la Vicerrectora repasaron avances de la UNSJ. Entre otros logros, destacaron la Oficina por la igualdad de género, Carrera Docente, Escuela Universitaria de Ciencias de la Salud y la unión de la comunidad universitaria ante un presupuesto en baja.

 

Por Susana Roldán

Un valor remarcado por el rector de la UNSJ, Oscar Nasisi, a un año transcurrido desde que asumió por segunda vez consecutiva al frente de esta Universidad pública, es la unión. “Yo sentí al comenzar esta segunda gestión que lo acontecido con el Presupuesto unió a la comunidad universitaria. Entonces nació un documento sobre lo que los universitarios sentimos que es el piso que debe tener la educación superior para seguir creciendo. De allí también salió el Consejo Asesor Universitario, formado por rectores y ex rectores de la UNSJ para seguir contribuyendo al crecimiento de la Universidad”. Luego continuó con el balance del último tiempo y destacó la creación de la Carrera Docente. “Nos costó más de siete años lograrla. Aún estamos en proceso de elaboración junto a los gremios, pero básicamente la carrera está”, aseguró, para después subrayar los procesos de titularización y “el crecimiento de nuestras relaciones internacionales, con la presencia de la UNSJ en diferentes foros”.
El Rector también rescató “valores como los de economía social y solidaria, cuyo Primer Congreso Nacional fue realizado en la UNSJ y denota una fuerte presencia de esta Universidad en el contexto social de la provincia”. Resaltó además el trabajo con los gremios: “Tener relación y paritarias abiertas con los gremios docentes y no docentes es un punto de fortaleza”, dijo, para luego destacar tanto las obras de la UNSJ como el área de investigación, sobre la que remarcó que la Universidad trabaja mucho en la promoción de conocimientos. Además, mencionó el crecimiento de la Secretaría de Comunicación, con sus medios existentes, “pero también con la inminencia de la señal de TV, que la tendremos entre nosotros muy pronto”. Otro ítem valorado fue el Congreso de Ecología Política realizado en la UNSJ.

Oficina por la Igualdad de género
En tanto, la vicerrectora Mónica Coca puso de relieve la creación de la Oficina por la Igualdad de Género, Contra las Violencias y la Discriminación: “Es un posicionamiento que asumimos desde Rectorado y desde cada una de las Facultades y los tres Institutos Preuniversitarios. Este año la Oficina entró en funcionamiento. Fue creada el año pasado y fue destacada en foros internacionales y locales, inclusive el Senado de la Nación la reconoció por uno de sus aspectos: el Protocolo de Acción. Muchas universidades han elaborado el formato de una oficina así, pero pocas tienen protocolo de acción”. Coca también se refirió a los avances y revalorización respecto del Consejo Asesor de Enseñanza Secundaria (CAES): “El CAES sirve de asesor frente a situaciones como las que lamentablemente estamos aún viviendo, sin definiciones paritarias concretas a nivel nacional”.
Contra la precarización laboral
“Cuando asumimos en 2012, ya había contratados en la UNSJ desde hacía cinco o seis años. Con el buen diálogo que hoy existe con el gremio no docente finalmente se acordó el pase a planta transitoria, por el momento, de 108 contratados”, señaló Nasisi. El Rector comentó que también fueron incluidas las personas con discapacidad “que quedaron en la Universidad luego de los programas que tuvimos con Gobierno hasta 2015. Hacer este pasaje a planta era una deuda que teníamos como Universidad”.

Un hito
La creación en 2016 de la Escuela Universitaria de Ciencias de la Salud sin duda se alza como un hito en la vida de esta Universidad. “Es el nacimiento de una facultad a futuro, por ello esto es un hecho fundacional. Si bien hoy sólo tiene la Licenciatura en Enfermería, representa un área en la cual la Universidad no había explorado. Y marca además una tendencia de expansión territorial en la UNSJ, porque está funcionando en Albardón”, refirió Nasisi.

Expansión territorial
El Rector sostuvo que hubo avances en este sentido, ya que en Jáchal comenzó la construcción de la sede de la UNSJ y se nombró el coordinador de la Delegación Valles Sanjuaninos (carreras de la UNSJ en los departamentos alejados). “Todas las Facultades hoy tratan de llevar carreras a esa Delegación. La Delegación tiene su sede en Jáchal pero su cobertura abarca desde Valle Fértil hasta Calingasta. También hay extensiones áulicas en otros departamentos provinciales, como en Zonda, Valle Fértil, Calingasta, Iglesia. La expansión territorial ya es una realidad a sostener, y creo mucho en esto porque es la manera de llevar la educación superior a toda la provincia”, sustentó.

Centenario de la Reforma del ’18
Las celebraciones por el centenario de la Reforma Universitaria de 1918 en Córdoba tendrán el próximo año su grueso en esa ciudad mediterránea, pero el rector Nasisi cree que “cada una de las universidades tiene la responsabilidad de honrar la memoria de la Reforma con actividades propias”. “Por ese motivo –expresó-, la UNSJ ha formalizado un programa alusivo con muchísimas actividades: encuentros, jornadas, simposios, muestras. Hay temas específicos de la Reforma que serán tratados por intelectuales de nuestra Universidad a fin de analizarla, traerla a nuestro tiempo para aportar al futuro. Ese es el desafío”.

En Agua Negra y Paso de los Libres
La UNSJ tiene participación concreta en el Corredor Bioceánico. Ya existe el Comité de Integración Internacional Agua Negra, en que funciona la Mesa de Universidades (argentinas y chilenas) de la cual la UNSJ participa plenamente. Pero también será creado un Comité de Universidades. “Significa un lugar y una categoría muy importantes para las participaciones y decisiones. Por eso ya tenemos un programa de actividades con el apoyo de Coquimbo”, explicó Coca. Pero además está aprobada informalmente la intervención de la UNSJ en el Comité fronterizo de Paso de los Libres (Corrientes). “Esto implica que la UNSJ, además de en Agua Negra, estaría presente donde van a iniciar el recorrido los camiones desde Brasil hasta el Túnel de Agua Negra. Es importante, ya que en ese comité se decide el paso de 8 mil camiones diarios. Este es un ejemplo de que estamos yendo mucho más allá que el mero hecho de declamar”, comentó la Vicerrectora. //

 


octubre/73, edición Nº 32, Año V, julio de 2017

Poroctubre/73

Los Centros de Estudiantes tuvieron sus elecciones

Con la reciente decisión en la Facultad de Arquitectura, Urbanismo y Diseño, los alumnos de las cinco Facultades de la UNSJ eligieron, como cada año, sus organizaciones estudiantiles.

 

Por Fabián Rojas

Los alumnos de la Universidad Nacional de San Juan una vez más hicieron uso de su derecho de elegir sus representantes en los Centros de Estudiantes de sus Facultades. En la vigente Ley de Educación Superior 24.521, este derecho es refrendado en su Artículo 13, el cual dice que los estudiantes de las instituciones estatales de educación superior tienen derecho “a asociarse libremente en centros de estudiantes, federaciones nacionales y regionales, a elegir sus representantes y a participar en el gobierno y en la vida de la institución, conforme a los estatutos, lo que establece la presente ley y, en su caso, las normas legales de las respectivas jurisdicciones”.
En las distintas Facultades los alumnos inscriptos en las diferentes carreras pudieron elegir presidente del centro de estudiantes, vicepresidente, tesorero, secretario general y vocales. El 7 de junio último los estudiantes de tres unidades académicas de la UNSJ, es decir, la Facultad de Ciencias Sociales (FACSO), la Facultad de Ingeniería (FI) y la Facultad de Filosofía, Humanidades y Artes (FFHA), eligieron a los dirigentes que ejercerán hasta el próximo año. En tanto, las dos unidades restantes, esto es la Facultad de Ciencias Exactas, Físicas y Naturales (FCEFN) y la Facultad de Arquitectura, Urbanismo y Diseño (FAUD), realizaron sus respectivas elecciones días después.

 

Resultados

En la FACSO, la agrupación ganadora fue un frente político logrado para este acto electoral: Creando-Hacer por Todos (HxT), y en segundo lugar quedó Innovación. Así las cosas, la nueva presidenta del Centro de Estudiantes es Paula Sosa, alumna de la carrera de Trabajo Social de esa Facultad. En la FI, Franja Morada volvió a ganar, por lo que un estudiante de Ingeniería Electrónica, Matías Linares, es el conductor del Centro. La segunda posición fue para HxT. En la FFHA resultó electa la agrupación Principios, una vez más, al igual que los últimos años. De este modo, la presidenta de su Centro de Estudiantes es Carolina Ortiz, alumna de la carrera de Turismo. En esta Facultad, en segundo lugar quedó el frente conformado por Crisol, La Mella y Nueva Izquierda. En la FCEFN la que más voto consiguió fue la agrupación Creando, y su presidente ahora es Emiliano Castro, alumno de Biología. El segundo lugar fue para la CEPA. Por último, en el Centro de Estudiantes de la FAUD seguirá gobernando El Frente, que repite desde 2011, y su presidenta será Morena Soria, estudiante de Diseño Industrial. El segundo lugar fue para HxT.
Otras agrupaciones políticas que militan por los derechos de los estudiantes universitarios en la UNSJ son Somos más, La Fede, La Nueva Izquierda, Participación e inclusión (de la nueva Escuela Universitaria de Ciencias de la Salud de la UNSJ), Dale, Industria Nacional y La Cooke.
En la flamante Escuela Universitaria de Ciencias de la Salud, mediante Asambleas sus alumnos se encuentran en proceso de formación del Estatuto del Centro de Estudiantes. La elección sería luego del próximo receso invernal. //

Poroctubre/73

Balance de gestión con buenos resultados

A un año de la segunda gestión de Oscar Nasisi y Mónica Coca al frente de la UNSJ, Secretarias y Secretarios enumeran los logros obtenidos y las metas por alcanzar en cada una de sus áreas.

 

Por Susana Roldán

Adela Cattapan, a cargo de la Secretaría de Posgrado y Relaciones Internacionales, relató que trabajan, desde la primera gestión, en incrementar las movilidades estudiantiles de los programas en los que participa la UNSJ, además del IAESTE, que es un programa de pasantías laborales. Para este segundo semestre, alumnos de Turismo, de Ciencias de la Comunicación y Trabajo Social comenzarán sus prácticas rentadas en la Municipalidad de La Serena (Chile). Además, el municipio chileno y la UNSJ evalúan la inclusión de movilidades docentes destinadas a áreas que requiera aquella institución.Adela Cattapan
Sobre las becas de Posgrado, Cattapan explica que evalúan la posibilidad de que, en base al monto total de un posgrado, las becas internas cubran un porcentaje de acuerdo al tipo de posgrado, al igual que con las becas externas, para que cubran la matrícula y parte de los gastos de traslado y alojamiento. “El desafío en este área es terminar el Manual de Procedimiento Administrativo para los alumnos de movilidad, destinado a homogeneizar los procesos administrativos entre las distintas facultades”, expresa.

 

 

Alfredo Daroni, secretario de Bienestar Universitario, explica que se cambió la logística en la cocina de El Palomar, Alfredo Daroniincorporando dos hornos rotativos y, al construir un comedor en la FFHA, habrá movilidad nueva. También trabajan en mejorar la infraestructura de El Palomar y el Náutico Ullúm. “Nuestro objetivo principal es crear un complejo de alto rendimiento deportivo universitario”. Luego agrega: “Tenemos un equipo, el VID, Valoración Interdisciplinaria Deportiva, en el que hay psicólogos, preparadores físicos, nutricionistas, sociólogos trabajando en la prevención de lesiones, en la formación de los deportistas y en la mejora nutricional”. Además destaca nuevos servicios, como un laboratorio de análisis clínicos. Daroni se propone la habilitación del comedor nuevo en el CUIM; terminar de equipar el edificio de Salud Universitaria e incorporar los recursos necesarios de las disciplinas médicas que no hay actualmente; y mejorar la Residencia universitaria.

 

Desde Obras y Servicios, Jorge Cocinero destaca la obra de la FACSO, que tiene una inversión de 30 millones de Jorge Cocineropesos, y la culminación de las aulas del Departamento de Artes Visuales, y del comedor, ambos de la FFHA. Además, es inminente la firma del convenio para las obras de aulas en común para las facultades de Arquitectura y de Ciencias Exactas. En tanto, la sede de la UNSJ en Jáchal lleva un 20 por ciento de avance, mientras que para la Escuela de Música se realizan los pliegos para un nuevo llamado a licitación, ya que la anterior fue declarada desierta. Ya terminó la consolidación del pabellón central de la Facultad de Ingeniería y construyeron rampas y ascensores para personas con discapacidad en toda la UNSJ. La Secretaría aumentó y renovó su parque automotor.

 

Mario Giménez, secretario de Ciencia y Técnica, subrayó el esfuerzo de la implementación del Sistema Integral de Gestión y Evaluación (SIGEVA) para el seguimiento de proyectos de investigadores. Y remarcó la relación con la SecMario Giménezretaría de Ciencia, Técnica e Innovación de la Provincia en la cofinanciación de becas y convocatorias para proyectos de investigación.
En este momento la UNSJ se autoevalúa. Es un mandato del Ministerio de Ciencia y Tecnología de la Nación, en el que se valora la función investigación, desarrollo e innovación universitaria. En agosto terminaría el proceso. En 2018 se realizaría la Evaluación Externa y después vendría la etapa de Remediación de carencias detectadas.

 

Eliana Perniche, secretaria de Extensión Universitaria, comenta que ha continuado con pendientes de la etapa Eliana Pernicheanterior, como la instancia de convocatoria de proyectos de extensión. Destacó el rol de la UNSJ en la RedEx, proyecto de la Secretaría de Políticas Universitarias para crear una red de extensionistas. Recalcó las nuevas propuestas de la Dirección de Cultura y el rol protagónico de la Secretaría en la Economía Social y Solidaria, mediante la organización del primer Congreso Nacional de la ESS y la creación de la feria itinerante y mensual. “Esta temática implica una mayor presencia de la universidad en la comunidad”, valora.

 

Pablo Padín, de la Secretaría Administrativa Financiera, resalta la Pablo Padinfinanciación para la construcción de la antena del Canal Xama y la instalación de la red de fibra óptica propia. Y remarca el trabajo en un nuevo convenio, más completo, con el Banco Nación, el agente financiero principal de la UNSJ. “Estamos analizando la estructura administrativa de la UNSJ, que llevamos adelante con un equipo de la FACSO. También realizamos la despapelización en el Consejo Superior, que incluye la adquisición de notebooks para los consejeros, la instalación de una red inalámbrica y la implementación de un sistema digital para la votación”, enumera “Los desafíos que se vienen -dice Padín- implican renovar la estructura de funcionamiento, en cuanto a recursos humanos y a tecnología”.

 

MAriela MirandaMariela Miranda, a cargo de Comunicación, destaca la presencia de las áreas que integran la Secretaría no sólo en las actividades de la comunidad universitaria sino en las que la involucra, como sus marchas, reclamos, etc. “Entendemos a la comunicación como un proceso transversal en todas las áreas, por eso estamos siempre presentes”, destaca. “Continuamos con los productos de la dirección de Prensa, como el suplemento octubre/73, que ya tiene 5 años, con una tirada de más de 13 mil ejemplares al mes; Revista La U, que lleva 14 años editándose. Además de la actividad de difusión diaria a través de la web institucional, de los boletines especializados y los destinados a los medios de comunicación. También hemos impulsado el área de redes sociales”, indica. En estas redes, la UNSJ tiene una fuerte presencia con 19 mil seguidores con un alcance de hasta 40 mil en Facebook; 5 mil en Twiteer; más de 10 mil seguidores en Google + y 15 mil en YouTube. “Desarrollamos un canal de mensajería a través del servicio Whatsapp, con una lista de 4 mil contactos a los que diariamente estamos informando”, agrega. Respecto del área audiovisual, el Creacom está integrado al trabajo diario del Canal Xama, en la producción de los programas Universidad & Sociedad y Campus Deportes, que emiten los canales de aire locales. En cuanto a los objetivos inmediatos, tanto los contenidos como la producción y la infraestructura se están preparando para la salida al aire del Canal universitario. Y otro espacio de trabajo a desarrollar, es la comunicación interna en la UNSJ. //

Poroctubre/73

La ciudad que dio a luz la Reforma Universitaria de 1918

Para comprender la aparición de un movimiento como la Reforma se hace necesario entender la ciudad que la engendró, inmersa en un territorio más extenso y en una historia más profunda, pero también en las propias contradicciones que le habían dado vida y a su vez la mantenían viva.

 

Por Elio Noé Salcedo

¿Era aquella Córdoba de 1918 la descripta por Sarmiento en el Facundo? ¿Aparte de ser “una de las ciudades más bonitas del continente”, como la describía nuestro comprovinciano, era solo una ciudad de campanarios, universidad teológica y seminario de clérigos, es decir una típica ciudad “medieval” en la que prevalecía su “gravedad española”? ¿Era acaso Córdoba, “personificación del espíritu conservador y monástico, opuesto a las tradiciones “liberales” expresadas en la Revolución de Mayo”, como se pregunta Alfredo Terzaga en Claves de la historia de Córdoba?
“Este antagonismo, bastante fácil y esquemático -se responde el historiador cordobés-, ha hecho su camino y ha tenido fortuna cada vez que se ha tratado de oponer, en una antítesis demasiado barata y fácilmente asimilable, la Argentina de los campanarios con la Argentina de las chimeneas”. Para que eso ocurriera, señala Terzaga en sus fundamentos, “ha sido preciso olvidar primero, el verdadero sentido de toda aquella tradición cordobesa”.
El antagonismo entre una Córdoba conservatista y clerical, y otra Córdoba progresista y liberal –advierte Terzaga-, “quedó patente y consagrado, como si se tratara de la coexistencia dramática de dos hermanos enemigos dentro de los reducidos límites del recinto urbano, cuando aparecieron en Córdoba movimientos nítidamente liberales como el del 80, y sobre todo, la agitación universitaria de la Reforma del 18”.
La transformación productiva

Fue precisamente a esa ciudad que llegaron los hijos de las olas inmigratorias que habían obtenido un lugar bajo el sol en la campaña cordobesa, debido al desarrollo exponencial durante los gobiernos roquistas, dando nacimiento a la clase media argentina, que unos años después se expresaría políticamente a través del yrigoyenismo.
No casualmente, un elemento por excelencia que estuvo en la raíz del Movimiento Reformista del 18 fue la propia “identidad de Córdoba y la emergencia de sus clases medias, surgidas de un desarrollo capitalista dependiente pero real, como la de otras regiones del país y de Latinoamérica”. La capital mediterránea sería en aquellos años el “lugar de encuentro entre el nuevo capitalismo agrario que avanzaba desde las fértiles praderas del Este, y la vieja Córdoba hispanocriolla que se extendía a sus espaldas hacia el norte y el Oeste”, como refiere el Dr. Roberto A. Ferrero en su Historia Crítica del Movimiento Estudiantil de Córdoba.
En Córdoba pervivía “debajo de las estructuras del conservatismo social… el viejo vino de la espiritualidad hispano-criolla que defendía Deodoro Roca, y que la juventud del ‘l8, retomó, modernizó y vertió en nuevos odres”.
En ese sentido, el yrigoyenismo no solo reunirá a la primera y segunda generación inmigratoria, sino que además incluirá en sus filas los restos del federalismo exterminado en la guerra del Paraguay y en las guerras civiles, que sobrevivirían en el roquismo. Precisamente integraron el yrigoyenismo en su carácter de primer movimiento nacional del siglo XX y sucesor de los anteriores movimientos nacionales del siglo XIX, los movimientos gremiales del campesinado argentino (Federación Agraria Argentina) y del movimiento estudiantil (Federación Universitaria Argentina). En ese sentido, el gobierno de Hipólito Yrigoyen daba lugar a una triple democratización: del poder, de la economía y de la cultura.

 

Las dos caras de la medalla

Podría decirse que la juventud cordobesa del 18 desechó los valores negativos de la “Córdoba conservadora, aristocrática y ultramontana”, pero conservando lo más positivo y perdurable de su tradición espiritual y cultural amasada en los tres siglos anteriores; rescató asimismo el espíritu liberal, provinciano y nacional de la Generación del 80, que defendía la separación de la Iglesia y el Estado en todo lo atinente al orden civil, propiciaba la educación laica y común, y había logrado en el campo de batalla político y militar la federalización de Buenos Aires y la nacionalización de la Aduana, requisitos básicos para la “organización nacional” y la creación de un verdadero y moderno Estado para todos y de todos, por cuyos logros se había desangrado la Argentina durante 70 años.
A su vez, aquella juventud se empapó, como nadie lo había hecho desde las guerras de la Independencia, del espíritu latinoamericanista de la Generación del 900 que integraran el cordobés Leopoldo Lugones, el santafesino Manuel Gálvez y el porteño Manuel Ugarte, y también el cubano José Martí (aunque muriera en 1898), el uruguayo Enrique Rodó y el nicaragüense Rubén Darío; y le añadió un sentido popular, democrático, antiimperialista y hasta socialista-romántico a su rebeldía, en una nueva síntesis nacional integradora, viniendo a ser una continuación histórica de las luchas anteriores.
En definitiva, en la ciudad mediterránea coexistían de alguna manera la Tradición y la Modernidad (como percibió Santiago Monserrat), la Córdoba criolla y la Córdoba inmigratoria (como marcara Alfredo Terzaga), y se expresaba una ciudad “bifacial”, como la describió Raúl Orgaz: con una cara mirando a la Pampa Gringa y la otra a la Argentina “peruana”, según la definiera desde Buenos Aires José Ingenieros con cierto tono despectivo; en suma, una ciudad abierta a la Reforma y a la recuperación de Nuestra Grande y Misma Patria. //

 


octubre/73, edición Nº 32, Año V, julio de 2017

Poroctubre/73

El desafío latente de la Reforma del ‘18

Editorial: Escribe Dr. Oscar Nasisi, rector de la Universidad Nacional de San Juan

Muchas veces hemos hablado de la importancia de reconocer a los que nos antecedieron y de honrar sus vidas. En algunos meses, estaremos transitando el año del centenario de la Reforma Universitaria de 1918; aquel movimiento estudiantil surgido en la Universidad Nacional de Córdoba entre cuyos objetivos figuraban la autonomía universitaria, el cogobierno, la extensión universitaria, la periodicidad de las cátedras y los concursos de oposición. Todos estos objetivos no sólo siguen vigentes, sino que se sumaron otros más.
Es imprescindible que hoy, a casi un siglo de la Reforma Universitaria, volvamos a pensar en una universidad necesaria para el desarrollo de nuestro pueblo. Ya no podemos darnos el lujo de ser simples observadores: en nosotros, los universitarios, está la semilla para impulsar una sociedad más justa, más solidaria y con lugar para todos. Ese es el gran desafío que enfrentamos hoy. ¿Y cómo vamos a hacerlo? Sosteniendo la existencia de una educación superior inclusiva, al alcance de todos y con calidad. Inclusión sin calidad no es inclusión, es más bien un espejismo. Eso no debemos perderlo de vista.
El desafío de la Reforma del ‘18 sigue latente. Es cierto que es mucho lo que se ha conseguido, pero todavía tenemos una deuda y es que nos siguen faltando ideas. Con las buenas intenciones no alcanza, hay que poner a trabajar la mente y el corazón para encontrar las soluciones a los problemas que la sociedad nos plantea. Octavio Paz dijo que “si las revoluciones no se hacen con palabras, las ideas no se implantan con decretos”. El diálogo, la escucha generosa, el respeto por el pensamiento del otro siguen siendo la gran deuda en algunos sectores de nuestras universidades. Algo que los reformistas del 18 ya sabían y que a veces nosotros nos olvidamos de honrar.
Rescato de la Reforma del ‘18 dos cosas: la coherencia y la autenticidad. No podemos hoy, como universitarios que somos, adherir a un discurso libertario y actuar en contrario. O decir que queremos una universidad abierta e inclusiva y no escuchar lo que la sociedad espera de ella. Hoy más que nunca tenemos la responsabilidad de hacer posible aquel pensamiento del Manifiesto Liminar que redactaron los reformistas: “Toda la educación es una larga obra de amor a los que aprenden”. Si no somos capaces de entender y sostener este pensamiento, es mejor que nos dediquemos a otra cosa. //

 


octubre/73, edición Nº 32, Año V, julio de 2017